Boadicea

Nací en Madrid, el 28 de octubre de 1990.
Qué importa ahora mi verdadero nombre.
Como escritora y sobre todo como poeta tengo esta identidad. No sé hasta cuando seguiré estando vinculada a esta piel que no es máscara.
La idea de un pseudónimo vino cuando hace unos años inicié aquella aventura (www.nuevageneracionliteraria.com) que en paz descanse. No quería mostrarme. Quería que solamente se me leyera. Quería que me vieran, no que me miraran.
Desde niña adopté nombres de mujeres fuertes que habían significado mucho o habían sido olvidadas en los libros. Para cuando empecé a escribir en Internet, Boadicea o Boudica era lo más adecuado para mí. Debido a mi vinculación personal y familiar con el mundo celta.
Así busqué mi tribu, los poetas, haciendo una llamada para crear una especie de grupo artístico. De ahí nació lo que mi arrogante juventud se atrevió a tildar generación del 12. Éramos pocos y mal comunicados, aunque de aquel grito en Internet he conseguido amistades que intuyo que serán para toda la vida.
Lo que yo no sabía es lo que vendría después. Tras el Poetry Slam, vinieron las jams de poesía y me di cuenta de que había sido una idiota pensando que estaba sola. Había encontrado mi sitio, había encontrado mi gente, para bien o para mal, aquella gente tenía mucho en común conmigo. Para ellos me desnudaba de verdad, con lo único que tiene valor para mí, los sentimientos.
La historia es mucho más larga de lo que puedo contar ahora mismo, y no me corre prisa realizar este striptease sin estar preparada. Nadie merece alguien que desnude el alma sin delicadeza, en un baile torpe que no presta atención a los detalles.

Deja un comentario