Agnieszka Holland

Destacada directora de melodramas de la nueva ola del cine polaco, aborda los temas del desarraigo, la pérdida y la traición, el comunismo y los efectos de la Segunda Guerra Mundial.

Su obra abarca desde el melodrama bélico Cosecha eterna (1985) hasta el relato infantil ” El jardín secreto” pasando por “Historias de una vida”, sobre un asesino caótico. No obstante, a menudo regresa a los temas del desarraigo, la pérdida y la traición, que marcaron su juventud.

Hija de periodistas de izquierda, estudió cinematografía en la Academia de Cine y Televisión de Praga. Cuando los tanques soviéticos aplastaron la efímera primavera de Praga en 1968, ella se encontraba en Checoslovaquia. Dos años después fue encarcelada sin cargos y liberada a las seis semanas.

Comenzó a escribir guiones, rechazados con regularidad por los censores del gobierno polaco, pero el director Andrzej Wajda, que se convirtió en su mentor, la invitó a formar parte de su productora. Colaboraron en la redacción de algunos guiones hasta que Holland pudo realizar el melodrama televisivo ” Niedzielne dzcieci” de 1976, sobre la adopción ilegal y su primer largometraje, ” Actores provinciales” sobre la situación política de Polonia en esa época. Dos años después emigró a Francia, justo antes de que fuera declarada la ley marcial como respuesta al naciente movimiento de Solidaridad.

Entre las películas más conocidas de Agnieszka están ” Cosecha eterna” y el astuto thriller psicológico ” Olivier, Olivier” pero la película cumbre de su carrera es “Europa, Europa” basada en la verdadera historia de Solomon Perel, un joven judío que sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial al unirse a las juventudes hitlerianas. La obra obtuvo varios premios y el guión, obra de la propia Holland, fue nominado al Oscar.

Su película más reciente es “Catherine and Peter” en el 2007.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: